PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Originalidad: cómo aplicarla en tu trabajo
Trabajo

Originalidad: cómo aplicarla en tu trabajo

Hay dos caminos para llegar al éxito:...
PUBLICIDAD

Hay dos caminos para llegar al éxito: la conformidad y la originalidad. Mira la manera en que tú, como líder, puedes construir la segunda. Lo más seguro es que irás a contracorriente, pero moverás el mundo.

Adam Grant, uno de los 25 teóricos más influyentes del management, nos dice que la originalidad comienza con la creatividad (generar un concepto novedoso y útil), pero no se detiene ahí. Los originales «son personas que toman la iniciativa para hacer realidad sus visiones». ¿Te animas a poner en práctica sus consejos?

~Desencadena~
Ideas originales como líder

PUBLICIDAD

01. Haz un torneo de innovación. Convoca a tu equipo a resolver un problema. Después de tres semanas, entre todos elijan las ideas más originales. Los ganadores pueden recibir presupuesto para concretarlas.

02. Imagínate a ti mismo como el enemigo. Reúne a un grupo e invítalos a intercambiar ideas de cómo acabar con tu marca o producto. Detecta las amenazas más graves para convertirlas en oportunidades.

03. Invita a empleados de diferentes áreas y niveles a dar ideas. Este ejercicio creativo fomenta un ambiente interesante para los empleados, pues promueve las nuevas ideas dentro de la organización.

04. Celebra un día opuesto. Divide a tu equipo en grupos y elige un supuesto o creencia ampliamente dada por sentada. Cuestiona, debate y toma decisiones sobre lo que damos por hecho.

05. Prohíbe las palabras «gustar» «amor» y «odio». Decirlas como argumentos genera que los empleados respondan desde el instinto y sin análisis. En su lugar, pídeles que expliquen sus razonamientos con frases como «esta página es mejor porque el título es más legible». Motivas a contribuir con nuevas ideas en lugar de sólo rechazar las existentes.

~Construye~
Culturas de originalidad

06. Contrata equipo con origen diverso. La originalidad no procede de las personas afines culturalmente, sino de aquellas que la enriquecen. Antes de las entrevistas, identifica los diversos antecedentes, habilidades y rasgos que no existen en tu cultura, y dales prioridad.

07. Escucha las visiones frescas. Reúnete con los nuevos empleados y pídeles que usen su visión fresca de la empresa para detectar potenciales inconsistencias entre los valores expresados y los aplicados.

08. Enfócate en los problemas. Crea un documento compartido en donde todos los equipos puedan señalar los problemas que detectan en su día a día. Reúnanse cada mes, revísenlos y decidan cuáles vale la pena resolver y su prioridad.

09. Identifica las voces de la minoría. Las opiniones disidentes son útiles incluso cuando están equivocadas, pero sólo son eficaces si son auténticas y coherentes. Encuentra personas que tengan opiniones minoritarias e invítalas a exponer sus puntos de vista.

10. Ábrete a la crítica. Fomentar la disensión enriquece el ambiente laboral y da pie a ideas originales. Aun cuando seas la jefa, invita a los empleados a debatir públicamente las ideas con las que no están de acuerdo. Darás pie a una comunicación más abierta y horizontal.

Por Daniela Flores.

Fuente: Adam Grant, Originales. Cómo los inconformes mueven el mundo, Editorial Paidós Empresa.

PUBLICIDAD
Esrito por:
Daniela España