PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
5 errores que cometes con la salud de tu mascota
Mascotas

5 errores que cometes con la salud de tu mascota

  Tres expertos nos abren los ojos...
PUBLICIDAD

 

Tres expertos nos abren los ojos

PUBLICIDAD

Previo al encuentro TEDxMexicoCity: ANIMAL, platiqué con algunos speakers, quienes me revelaron descubrimientos sorprendentes que rompen paradigmas respecto al bienestar de los peludos. Aquí algunos de los errores que cometes con la salud de tu mascota.

1.- ENTRENARLOS CON BASE EN EL MIEDO Y LA DOMINANCIA
Muchos dueños llevan a sus perros con entrenadores que no entienden cómo funciona la psicología canina, y los entrenan usando la fuerza y la dominación. «Funciona, se llama entrenamiento a base de miedo, es muy efectivo, porque nadie quiere ser lastimado. Pero no es saludable. Tu perro puede ser tu mejor amigo, y puedes entrenarlo a través de tu relación, basándote en el respeto. Esperamos que los perros entiendan nuestro lenguaje, pero ¿cuánto perro hablas tú? ¿Cuánto estamos tratando de aprender su lenguaje? ¡Nada! Debemos entender a nuestros perros. Tienen preferencias, gustos y personalidades distintas. Debemos enfocarnos en saber qué le gusta a nuestro perro, cómo es su estilo de aprendizaje y en construir una relación basada en la confianza, no en el miedo», afirma la doctora Karen Becker.

via GIPHY

En ese sentido, la mejor recomendación de estos expertos es que tú misma eduques a tu perro, sabiendo cómo es, qué necesita, qué le gusta y, sobre todo, entendiendo su psicología y construyendo una relación de confianza. Y, ojo, el famoso toqueteo de costillas con el “sssht” de César Millan, que tanta gente pretende imitar, no funciona, según me platicó Luís Gómez, etólogo canino: «La gente ve videos de Millan y creen que con eso son entrenadores. La cosa es observar a tu perro y ver cómo estaría en la naturaleza o cómo convive con los de su especie. Las mamás perro corrigen a sus perritos tomándolos del cuello, no les pican las costillas. O gruñen, suave, mostrando dientes. Tienes que imitar lo que ellos hacen, eso funciona más que los gritos, jaloneos y piquetes de costilla. Y si te gusta lo que hace, lo premias con caricias, le dices “muy bien”. Eso es mucho más efectivo».

via GIPHY

2.- NO EJERCITARLOS SUFICIENTE
Tengo varios amigos con perros destructores, agresivos, nerviosos, ansiosos… Mucho de este comportamiento se debe a que están aburridos y desesperados porque no pueden desfogar su energía. Un perro no es destructor nada más porque sí, en realidad, se debe a que no sabe qué hacer y está frustrado.

«Los perros necesitan mucho ejercicio, son atletas. Mucha gente los pasea veinte minutos alrededor de la manzana, y eso no es suficiente. Por eso tienen problemas de comportamiento. 30% de los perros en Estados Unidos tienen ansiedad, y a muchos los sacrifican, sin darse cuenta de que estos comportamientos se originan por la falta de ejercicio. Imagina a un niño de tres años en un pequeño cuarto toda su vida, enloquecería. Los perros necesitan mucha estimulación mental, correr, respirar aire fresco, sol, tocar la tierra, moverse, mucho. Una hora al día de ejercicio o distracción, mínimo, es lo que recomiendo», afirma Karen.

via GIPHY

3.- VACUNARLOS CADA AÑO
La doctora Karen Becker me sorprendió cuando me comentó que no es necesario vacunar a nuestras macotas cada año. Yo ya me lo había cuestionado, sus argumentos son muy lógicos: «Nosotros los humanos nos vacunamos de pequeños, pero no vamos cada año al doctor por vacunas, ¿cierto? Y ellos sí. La realidad es que, después de un par de dosis cuando son cachorros, ya están protegidos de por vida. La vacunación anual es un negocio, y los enferma. Las vacunas causan alergias, enfermedades autoinmunes y problemas en el organismo. Dejamos de vacunar a nuestros hijos, pero no a nuestras mascotas. ¿Por qué? Eso es extraño, ¿no?».

via GIPHY

4.- IGNORAR QUE NUESTRAS EMOCIONES LAS AFECTAN
Los animales son muy sensibles a las sustancias que secreta nuestro organismo. Eso, para el especialista e investigador Rodney Habib, es la causa de muchos de los males y padecimientos de nuestros animales. «Antes pensaba que la comida era el factor más importante en su salud, y sí, es determinante en un 40%, pero hay otros factores que interfieren en la salud. Hoy los estudios han demostrado que, por ejemplo, si te estresas en la mañana por algo malo que pasa,  sudas y segregas sustancias químicas que se quedan impregnadas en tu piel. Cuando llegas en la tarde, tu perro aún puede oler esas sustancias de miedo, estrés, disgusto. Y en tres segundos, siente lo mismo que tú. En ese momento, tu perro segrega cortisol, y eso, al igual que en los humanos, genera problemas. Tu actitud, tus emociones, las sustancias que segregas pueden causar enfermedades en tu mascota. Y está científicamente probado. Por eso mucha gente dice que sus mascotas son más saludables y alegres cuando ellas mismas cambian de hábitos. Se contagia. El problema es que los perros no tienen opción, están en una casa donde deben convivir con esa energía de sus habitantes».

via GIPHY

Rodney me comparte que el gato más longevo vivió en un ambiente súper calmado. Ahora hacen estudios con rottweilers, que tienen un índice de cáncer muy alto y mueren jóvenes, regularmente. Los científicos querían ver por qué algunos muy viejitos, de 15 o 16 años, vivían tanto. Y descubrieron que en esos hogares sus dueños meditaban, hacían yoga, vivían una vida sin estrés.

«Si corriges al humano, corriges a la mascota. Cada uno de nosotros debería estar más centrado, balanceado y tranquilo. Debes trabajar con tu estrés: meditar, hacer yoga, escuchar música, salir a caminar, hacer ejercicio… Lo que sea que mejore tu ánimo, tu salud y tus niveles de cortisol, ayudará también mucho a tus mascotas. Si no lo quieres hacer por ti, hazlo por ellas. En ese sentido, el mejor consejo que me han dado es bañarte, para desprenderte de todas las moléculas en tu cuerpo que se quedan impregnadas en el sudor».

via GIPHY

5.- DARLES COMIDA COMO PREMIO
«Para la mayoría de los dueños de mascotas, un premio es una bolsa con alimento que dice “premio”. Y no. Un premio real para tu mascota es agua, sombra, caricias, su juguete favorito, lo que traigas contigo o tus propias caricias, tu voz. Tú eres su mayor premio, no necesitas darle comida ni comprarle nada. Tu atención es su mayor tesoro. Vete a lo simple. Es como un niño, es mejor darle tu atención y jugar con él que premiarlo con comida o comprándole cosas», me comparte Luis Gómez. Inténtalo y verás cómo tu eludo comienza a hacerte más caso y cómo su relación mejora indudablemente.

via GIPHY

Otros errores que debemos evitar
-Cruzarlos al menos una vez en la vida para evitar que se enfermen. Esa idea es falsa, equivocada y la causante del gran abandono de animales y del problema de fauna callejera. No es verdad.

-No esterilizarlos por la falsa idea de quitarles su esencia. Otro gran error. La esterilización no solo contribuye a evitar la sobrepoblación callejera, sino que es bueno para su salud.

-Raparlos en tiempo de calor los ayuda a refrescarse. Un estudio reciente señala que esta idea es falsa y que, por el contrario, el pelo de los animales cumple la función de mantenerlos frescos y regular su temperatura corporal.

-Mutilarlos. Cortarles la cola y las orejas por estética es un crímen. Los animales están diseñados de tal manera que su anatomía les permite ser más eficientes. Esta práctica es retrógrada y debe eliminarse.

Fuentes: Dra Karen Becker es una de las veterinarias más famosas del mundo, especialista en alimentación y salud animal.  // Rodney Habib, investigador de salud y bienestar animal revolucionario.  // Luis Gómez, etólogo y creador de la terapia para niños RisaPerrapia. Agradecemos a TEDxMexicoCity por las facilidades para realizar estas entrevistas y por su increíble iniciativa con el tema ANIMAL.

Descubre otros 5 errores que cometes con la salud de tu mascota en la versión impresa de Fernanda.

PUBLICIDAD
Esrito por:
Ligia Bang