PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Una cena maridaje inolvidable
Gourmet

Una cena maridaje inolvidable

La noche de ayer se presentó en...
PUBLICIDAD

La noche de ayer se presentó en el restaurante Gloutonnerie, ante un selecto grupo de invitados, una cena maridaje con Vinos El Cielo, vinícola mexicana ubicada en el corazón de la ruta del vino en el Valle de Guadalupe, Ensenada, B.C., que culminó con una maravillosa experiencia con la degustación del Rey del Cognac: LOUIS XIII.

La cena maridaje fue guiada por la distinguida sommelier Gina Estrada, Embajadora de Vinos El Cielo a nivel nacional e internacional.

PUBLICIDAD

UNA CENA MARIDAJE EXCEPCIONAL

Los invitados fuimos recibidos con una copa de Andrómeda 2017 de uva 100% Chenin Blanc acompañada por Ceviche de Pescado con leche de coco.

Como primer tiempo se ofreció un flan de tres quesos maridado con un fresco Capricornius 100% Chardonnay con crianza de 6 meses en barricas nuevas de roble francés.

El segundo tiempo fue un Confit de Pato que armonizó con un Orión 2014, de uvas Tempranillo-Grenache-Merlot, ganador de medalla de oro en la Alfombra Roja de la revista el Conocedor 2017, medalla de oro en Mexico Selection by Concours Mondial de Bruxelles y medalla de plata en el Concurso Mundial de Bruselas 2018 llevado a cabo en Pekín, China.

El tercer tiempo constó de una Costilla de Cordero, que hizo un excelente maridaje con Polaris 2012, vino premium de la vinícola El Cielo, con un blend de 75% Merlot, 20% Cabernet Sauvignon y 5% Caberte Franc con dos años en barricas nuevas de roble francés.

El postre fue un exquisito soufflé de chocolate que preparó el paladar para la gran experiencia que siguió a continuación.

Los invitados nos desplazamos a un salón privado para vivir la experiencia “Un siglo por venir” a través de la degustación del Rey de los Cognacs, LOUIS XIII. Rodolphe de Lapeyrouse, Director de la marca en México, nos explicó la complejidad que existe dentro de una botella y de una copa de este cognac. “LOUIS XIII es una fragancia, la del tiempo y justo viviremos a través de él, la historia y los orígenes de este cognac”.

LOUIS XIII es uno de los más antiguos elíxires que existen en el mundo. Sus orígenes datan de 1874, cuando se produjo en Francia y se nombró en honor al Rey. A lo largo de toda su vida ha destacado en todos los aspectos. Embotellado en un decantador de cristal realizado con una gran complejidad, es un cognac en el que se esconden 1,200 aguardientes de las cavas más antiguas y preciadas de la casa Remy Cointreau. Cada una seleccionada por maestros de cava especializados, en un proceso que dura más de 30 años.

La  estupenda cena maridaje terminó con aplausos para el Chef de Gloutonnerie y elogios para los vinos de la Vinícola El Cielo y para LOUIS XII. ¡Gracias por la inolvidable experiencia!

PUBLICIDAD
Esrito por:
Ligia Bang