PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿Quieres ser lacia? Prueba esto
Belleza

¿Quieres ser lacia? Prueba esto

La tendencia de las melenas extralacias, al...
PUBLICIDAD

La tendencia de las melenas extralacias, al menos en Occidente, surgió en los años 60 como un emblema de la libertad hippie, y al mismo tiempo como un símbolo preppy (en inglés, término con el que se designa a los jóvenes adinerados de colegio privado). Hoy el estilo persiste, en medio de la marea de cambios de look de las celebridades. Si aún no conoces estos métodos, debes saber que el alisado no es para todas, y lo hay en múltiples tipos. ¿Cuál es el indicado para tu textura y cómo saber si es seguro?

PUBLICIDAD

 

ALISADOS CON QUERATINA

Lo básico
La palabra queratina es un concepto publicitado por muchos tratamientos de alisado, pero ésta —una proteína biomolecular con la que nacemos— no es el componente principal para suavizar o relajar tus fibras capilares, sino un montón de químicos. Hay dos vertientes de la queratina brasileña. Uno es el alisado que rompe totalmente las ondas del cabello, además de reestructurarlo para reducir el encrespamiento y el volumen. También existen los tratamientos de queratina que, bajo distintos nombres (pero nunca «alisadores»), tienen los mismos resultados del primero pero con una duración menor —entre 2 y 5 meses— y no lo alacian.

Los riesgos
De acuerdo con la Administración de Alimentación y Drogas (FDA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, los formaldehídos y el metilenglicol de las fórmulas de los productos utilizados son potencialmente cancerígenos, tanto para los estilistas que lo aplican como para los portadores, que pueden desarrollar laringitis, bronquitis y alergias. Si la dosis de estas sustancias son muy altas, puede producirse dermatitis, ampollas y necrosis epidérmica.

¿Es seguro?
Importa la sinceridad de los estilistas que lo aplican, que deben tener acceso al grado de formol que contienen. Pregunta lo siguiente: ¿tiene formaldehídos? Si te dicen que no, pregunta cuál es el activo que va a suavizar tu cabello. Recuerda: la queratina, los péptidos o proteínas sedosas no son una respuesta válida. Investiga la marca que usa el salón para tomar una decisión razonable. Eso sí, para que funcione siempre debe contener formaldehídos.

ALISADO JAPONÉS

Lo básico
Si deseas un cabello totalmente recto, es para ti. Se trata de un reacondicionamiento de término permanente. Aquí lo «permanente» significa que dura alrededor de seis meses, mientras tarda en salir cabello nuevo. Se recomienda retocar las raíces con el tratamiento para que sigan la misma forma que el resto del pelo, si la textura natural es dramáticamente distinta a la del lacio. Entre los métodos profesionales para realizarlo, los más eficaces son Yuko e iStraight. El primero contiene proteínas de soya y no cuenta con productos químicos que puedan perjudicarnos —al menos, no que se sepa aún—; se aplica en medio de varias fases de secado de pelo y planchas de cerámica. iStraight utiliza aceites naturales para acondicionar el cabello y es mejor opción para cabellos tratados o decolorados (bajo ninguna circunstancia debe hacerse el primero si ésta es la condición de la usuaria).

Los riesgos
Si el estilista que aplica el tratamiento no tiene una buena técnica de brushing y no conoce bien el paso a paso de la técnica, tu cabello puede terminar hecho estragos —cabello quemado y/o caída frecuente luego del tratamiento—. ¿Qué te recomendamos? No escatimar en su costo. En Yuko, un salón experto de la Ciudad de México (Facebook: @kerateens) el costo puede variar entre 4 y 6 mil pesos, aproximadamente, según el largo y tipo de cabello. Eso es lo mínimo que debes estar dispuesta a pagar.

Mantenimiento
Justo al terminar la aplicación de este alisado, el estilista te pedirá que no laves tu cabello durante 72 horas —si bien hay fórmulas más sutiles que requieren sólo 48 horas—. Esto no es problema, ¿cierto? Pero debes evitar ponerte en situaciones que te hagan sudar, y no podrás recoger tu melena de ninguna manera, ni llevarla detrás de la oreja o usar accesorios sobre ella. Importante: A partir de entonces, procura usar shampoo y tratamientos sin sulfatos ni parabenos, para que el tratamiento dure más y luzca mejor.

PUBLICIDAD
Esrito por:
Daniela España