PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Descubre qué expresas con tu cuerpo
Reflexión

Descubre qué expresas con tu cuerpo

Todo el tiempo comunicamos cosas con el...
PUBLICIDAD

Todo el tiempo comunicamos cosas con el cuerpo.

Éste dice más que mil palabras y revela cómo esta tu estado emocional. ¿Te has cachado si evitas mirar a las personas a los ojos cuando hablas? ¿Te mueves rápidamente? ¿Tus palabras son como una ametralladora que dispara contra los demás? Descubre qué expresas con tu cuerpo.

PUBLICIDAD

El lenguaje corporal provee información acerca de cómo estamos emocionalmente. Siempre comunicamos algo, inclusive cuando no hablamos. Qué palabras usas, el tono de voz en el que dices las cosas y el cómo te mueves, influyen en la manera en cómo te observan los demás e impacta en lo que quieres expresar.

Te comparto 5 ideas para ser más consciente de tu lenguaje corporal y ser más coherente con lo que quieres expresar:

1.- Obsérvate a ti misma
La idea es tratar de estar consciente de ti la mayoría del tiempo. Mientras hablas o cuando estás en silencio, observa qué estás haciendo: ¿cruzas las piernas o los brazos?, ¿mueves alguna parte de tu cuerpo constantemente?, ¿aprietas los labios hacia adentro?, ¿observas a quién le estás hablando o evades la mirada cuando se dirigen a ti?, ¿tu tono de voz es alto o bajo?, ¿hablas rápido o muy lentamente?, ¿estás escuchando realmente al otro? Revisa la relación que tiene tu postura física con tu emocionalidad.

via GIPHY

2.- Tus posturas ¿qué comunican?
A veces no somos conscientes de lo que hacemos con el cuerpo mientras nos comunicamos, como entrelazar las manos y apretarlas, mucho movimiento corporal mientras hablas, observar a varios lados al mismo tiempo o no ver a los ojos directamente. Obsérvate y date cuenta qué tono y ritmo de voz usas, si tu cuerpo está rígido, si tu respiración es corta y poco profunda. Checa si tu movimiento corporal ayuda a lo que estás tratando de comunicar o no.

via GIPHY

3.- La respiración, tu principal apoyo
La manera en como respiramos influye directamente en el bienestar físico y emocional. Es común que no tengamos consciencia de cómo respiramos, por ejemplo si tu respiras corto y rápido o lento y profundo. Revisa si el aire llega hasta el estomago, hasta el pecho o hasta la garganta y pregúntate: ¿es siempre mi respiración así?, ¿el aire que tomo es suficiente?, ¿normalmente siento que me ahogo? El que te des un pequeño espacio para realizar este sencillo ejercicio y respirar de una manera más profunda y consciente te ayudará a sentirte más calmada y con mayor consciencia corporal y emocional. ¡Respira, que es gratis!

via GIPHY

4.- ¿Cómo le hablas a los demás?
Cuando estás platicando con alguien, ¿mantienes contacto visual? El que observes a otros lados o bajar la mirada puede indicar que no estás interesada en escuchar o muestra inseguridad cuando te comunicas con los otros. También algo que ayuda a la comunicación es acordarse del nombre de las personas, llamarlas por su nombre comunica al otro lo importante que es para ti. Y por supuesto, cómo te diriges a ellos: las palabras, el tono, el volumen… todo importa y por supuesto no es lo mismo comunicarte con tu jefe que con tu pareja o tu mejor amiga, así que tenlo en mente.

via GIPHY

5.- ¿Eres invasiva o demasiado tímida?
Respetar el espacio corporal de los demás y hacer respetar el nuestro genera relaciones cordiales y amables. En el interactuar con los demás quizás alguna vez te hayas sentido invadida por alguien al acercarse demasiado a ti, o bien ¿invades constantemente a los demás? Puede ser que tus límites corporales son rígidos y exagerados, evitando cualquier contacto físico o visual con los demás. La distancia apropiada es aquella que es la de tu brazo extendido, si invades el espacio del otro es molesto, si quedas muy lejos del otro parecerás tímida o insegura. Revisa también si te dejas invadir o se alejan mucho de ti, ¿qué te sucede con eso? Y ¿qué haces tu para que pase esto?

via GIPHY

Descubre qué expresas con tu cuerpo con estas claves: la idea es que seas consciente de cómo es tu postura, tu respiración, el tono de tu voz y ser coherente con tu lenguaje corporal. Si puedes darte cuenta de cómo te comunicas, podrás tener un mejor resultado y entendimiento en tus relaciones personales y laborales, sintiéndote más segura contigo misma.

Joseph Estavillo es psicoterapeuta Gestalt. Cuenta con especialidades en terapia de pareja, sexualidad humana, psicopatología y certificación en Coaching Ontológico Multidimensional. Escríbele a jhestavillo@gmail.com

Aceptar tu cuerpo también influye en lo que proyectas

3 claves para comenzar a aceptar tu cuerpo

PUBLICIDAD
Esrito por:
Ligia Bang