PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sectas y coaching coercitivo: ¡no te pierdas a ti misma!
Reflexión

Sectas y coaching coercitivo: ¡no te pierdas a ti misma!

Si ya viste el documental Wild Wild...
PUBLICIDAD

Si ya viste el documental Wild Wild Country, que a lo largo de sus seis entregas cuenta la controvertida historia del gurú Baghwan Shree Rajneesh, mejor conocido como Osho, y has estado al tanto de los escándalos ocurridos con el coaching coercitivo y la aprehensión de algunos líderes de estas empresas, como el fundador de NXIVM Keith Raniere, seguramente tienes los pelos de punta, ¡como nosotras!

Posiblemente tengas conocidos que han tomado estos cursos que utilizan nombres rimbombantes como Life Coaching, Inteligencia de vida, Preparamiento para la vida o tal cual, sin pena, Coaching Ontológico -un sistema de coaching real y serio que ha sido ensuciado por estas empresas sectarias-. ¿Has oído de ellas?

PUBLICIDAD

Es más, quizá tú misma has tomado algunos de estos cursos, con dos posibles resultados: notaste que su mayor interés no es tu bienestar sino obtener dinero a expensas tuya y de tus conocidos y saliste asqueada; o bien te clavaste y terminaste siendo una víctima más, aunque no lo reconozcas.

Yo no te voy a juzgar, mi intención no es ésa. Pero sí me parece oportuno hablar de las diferencias muy claras entre el coaching coercitivo y el coaching serio, para que tengas más herramientas a la hora de decidir sumarte o no a un programa. En resumen, son las siguientes:

Concepto

Coaching serio

Coaching coercitivo

META Desarrollo intelectual, psicológico y filosófico de una persona adquiriendo una nueva forma de ver el mundo a través de una mentalidad más armónica Desarrollo de una estructura piramidal en la que todos se convierten en promotores y vendedores de un programa que les “ha cambiado la vida”
METODOLOGÍA A través de estudios, lecturas y experiencias basadas en filosofía, psicología y desarrollo humano A través de experiencias que llevan al individuo hasta el límite alterando sus sentidos y emociones
DURACIÓN El más sencillo normalmente rebasa los dos meses de estudio con un programa académico por materias y con profesores especialistas En promedio 5 días de varias horas intensivas sin descanso

Todos los humanos tenemos un deseo esencial e imperante de ser mejores, de encontrar respuestas a quiénes somos y por qué estamos aquí, de evolucionar… Todos, también, queremos pertenecer, ser parte de algo. Y son justamente estas necesidades intrínsecamente humanas las que estos grupos aprovechan para captar, coaccinar y someter a sus seguidores, quienes no se dan cuenta de lo que pasa realmente porque han sido lavados del cerebro, reacondicionados y “lobotomizados”.

Te hago una invitación a que nunca cedas tu poder personal a nadie: ni a personas, ni sustancias ni ideologías ni fanatismos. Puedes estar en lo más profundo de la miseria, en la peor de las depresiones, en el mayor de los problemas, pero ceder tu voluntad y tu persona misma a alguien, a cambio de la liberación, el éxito, el liderazgo, la pertenencia, la iluminación, no te va a ayudar a encontrar respuestas ni soluciones. Por el contrario, lo más seguro es que acabes perdiendo lo más valioso que tienes: ¡a ti misma!

Cualquier persona que te prometa el “cielo” a cambio de todo tu dinero, de hacer a un lado a tus seres queridos, de tu libertad física y mental; cualquier organización que necesite rebajarte, robarte la voluntad y obligarte a captar adeptos para seguir en ella, representa un peligro real y contundente. Las consecuencias son serias, y si no me crees, ve Wild Wild Country, en Netflix. Podrías llegar a cruzar límites y líneas de las que jamás podrás regresar, por ejemplo, convertirte en una asesina.

Desconfía de todo, infórmate, cuestiona, pregunta, escucha a tu maestro interior -es el único que sabe lo que realmente necesitas-. Y no solo lo hagas con estos cursos, con gurús, coaches, psicólogos o maestros… hazlo con todo, siempre. Políticos, ideologías, movimientos, posts en redes sociales, noticias en la televisión… Investiga las fuentes, el background de quien lo dice, los contextos… No permitas que nadie meta ideas en tu cabeza, ni siquiera yo, ni siquiera la Revista Fernanda.

La verdad y la libertad están en ti, ¡no las pierdas por buscar respuestas donde solo hay infiernos!

Te recomiendo leer el artículo “Sectas de la felicidad” en la Revista Fernanda abril, escrito por nuestro colaborador Rodrigo Mora, para que entiendas mejor cómo funciona el coaching coercitivo. Puedes leer el texto aquí también…

 

El coaching coercitivo: sectas de la felicidad

Foto de portada: NUTAN/Gamma-Rapho via Getty Images. Penúltima foto: The Ringer.

PUBLICIDAD
Esrito por:
Ligia Bang