PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿Estás idealizando a tu pareja?
Reflexión

¿Estás idealizando a tu pareja?

¿Sabes cuáles son las expectativas que tienes...
PUBLICIDAD

¿Sabes cuáles son las expectativas que tienes en tu relación?, ¿cuál es el idea de la pareja que deseas tener?, ¿sabes de dónde aprendiste esas ideas?

Muchas personas idealizan a la pareja en una especie de ser perfecto, se piensa el amor como una historia libre de problemas y diferencias, para luego inevitablemente decepcionarse. A continuación te comparto tres puntos para lograr una mejor relación de pareja:

  1. Ser realista
PUBLICIDAD

Es importante ver a tu pareja como realmente es: con virtudes, defectos y sobre todo no idealizar el la relación. Muchas veces las expectativas puestas en el matrimonio se basan a veces en el acto de casarse, dejando a un lado el importante grado de compromiso, no sólo con el compañero/a si no con la relación en sí. El matrimonio se convierte en una meta, más que un comienzo. Es común que algunas personas no piensan más allá del día de su boda, siendo que la relación de pareja genera todo el tiempo nuevos retos y objetivos.

  1. Reconocer de dónde vienen las ideas

En la infancia se desarrolla la confianza en uno mismo y en los demás, se construye la sensación de intimidad a través de la relación con los padres generando el sentimiento de amor y seguridad en las relaciones humanas, de tal manera que determina la manera y estilo en las relaciones que tenemos en la vida. Si en la infancia no se vivió la experiencia de un hogar sólido, amoroso y contenedor, donde se aprende directamente las manifestaciones de amor por medio de los padres, habrá que trabajar eso para poder integrarlo y evitar los grandes obstáculos que puedan surgir debido a esta carencia.

  1. Saber cuáles son tus expectativas

Algunas expectativas generales puestas en el matrimonio pueden ser las siguientes, checa cuáles son las tuyas.

Expectativas realistas:
– Que sea un compañero/a fiel.
– Alguien con quién crecer y desarrollarse.
– Un apoyo incondicional y mutuo contra la adversidad.
– Compañía contra la soledad.
– La creación de un hogar y tener hijos.
– Unidad económica y social.

Expectativas irreales:
– Que cubra las expectativas que no se cumplieron en la infancia o en la familia de origen.
– Idea de que una vez que me case, todo será tranquilo, ordenado y se arreglará todo facilmente.
– Una relación debe de durar hasta que la muerte nos separe.
– Las relaciones sexuales serán siempre que yo quiera y tienen que ser siempre buenas. Él o ella siempre deben de estar dispuestos.
– Creencia, de que sin una pareja o matrimonio, la vida no vale nada.
– Acumular riquezas en conjunto.

Es importante que cada miembro de la pareja debe de trabajar por su propia felicidad, es decir, no depender del otro para ser feliz, y así compartir, en vez de pedir y exigir.

Por Joseph Estavillo, psicoterapeuta Gestalt. Cuenta con especialidades en terapia de pareja, sexualidad humana, psicopatología y certificación en Coaching Ontológico Multidimensional. jhestavillo@gmail.com

Foto de portada: Nicholas Purcell Studio www.nicholaspurcellstudio.com

PUBLICIDAD
Esrito por:
Ligia Bang