PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
La historia de las bicicletas compartidas en el mundo
Actualidad

La historia de las bicicletas compartidas en el mundo

Lograr que un sistema de uso de...
PUBLICIDAD

Lograr que un sistema de uso de bicicletas compartidas sea ampliamente accesible en una ciudad como ésta puede ser complicado, pero es una realidad que está sucediendo y que está en crecimiento (afortunadamente).

Pero esta opción de medio de transporte no es nueva, la oferta actual está resolviendo la visión que nació en la década de los sesenta en Amsterdam. A partir de ese momento, este modelo se replicó en varios países del mundo. Con motivo del Día Mundial de la Bicicleta que se celebra este 19 de abril, te presentamos el recuento de 52 años de historia que avalan el éxito del concepto de sistema de bicicleta compartida.

PUBLICIDAD

1965. Aparece el primer concepto de bike-sharing o sistema de bicicleta compartida. Las Witte Fietsen (o bicicletas blancas de Ámsterdam) son puestas en las calles por un grupo de activistas para su uso compartido. Sin embargo, las bicicletas son robadas o dañadas y el programa se cierra rápidamente.

1995. Tres décadas después, llega a Copenhague Bycyklen que permitía a los usuarios acceder a bicicletas por medio de monedas. Sin embargo, pese a las mejoras, el vandalismo y robo aún era parte del aprendizaje.

1996. Se crea Bikeabout, un sistema interno de bicicleta compartida delimitado a los estudiantes de la Universidad de Portsmouth en el Reino Unido, y es el primero en encontrar una solución al problema del robo: los usuarios utilizaban una tarjeta individualizada de banda magnética para pedir una bicicleta prestada, lo que permitía el rastreo de su uso.

1998. Vélo à la Carte en Rennes, Francia, es el primer programa en utilizar tecnología de banda magnética desarrollada por una alianza entre el gobierno y particulares. SmartBike es el nombre de la nueva modalidad y el programa es ofrecido de forma gratuita con 200 bicicletas en 25 estaciones.

2007. París lanza el sistema Vélib con 6 mil bicicletas (que para 2015 serán 18 mil). El movimiento mundial de sistema de bicicleta compartida está listo y funcionando. En tanto, en España se pone en marcha el primer sistema en Barcelona denominado Bicing y rápidamente se convierte en un boom nacional.

2008. Washington se convierte en la primera ciudad estadounidense en lanzar un sistema de bicicleta compartida. SmartBike DC es un programa piloto de 10 estaciones y 120 bicicletas que, al igual que en Barcelona, ​​utiliza la misma tecnología desarrollada para el Vélo à la Carte de Rennes, Francia.

2010. Washington lanza Capital Bikeshare; Hangzhou, China, inaugura un programa que se integra a su sistema Bus-Rapid Transit; la Ciudad de México lanza Ecobici; Buenos Aires comienza con un sistema con 180 mil usuarios; Londres cuenta con Boris Bikes, un plan de 6 mil bicicletas pagado por la iniciativa privada; Melbourne y Brisbane también comienzan programas de bicicletas compartidas, el primero en Australia.

2013. La cantidad de bicicletas compartidas en todo el mundo llega a 700 mil. El bike-sharing crece en varias ciudades estadounidenses. Nueva York, Chicago, San Francisco, Minneapolis y Denver cuentan con sistemas proporcionados por la iniciativa privada y gestionados por la administración pública. Con 132 ciudades con un sistema de bici compartida, España se convierte en un líder mundial.

2015. La cantidad de bicicletas compartidas alcanza aproximadamente un millón en todo el mundo.

2016. En China, surgen los primeros sistemas de bicicletas compartidas sin estaciones.

2017. El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) celebra “el día mundial del ciclismo”, para exhortar el uso de un transporte ecológico. La bicicleta compartida se convierte en el tercer medio de transporte en importancia en las zonas metropolitanas más relevantes del mundo.

2018. La startup mexicana VBike pone en marcha un nuevo sistema de bicicleta compartida sin estaciones único en América Latina, específicamente en la delegación Benito Juárez de la Ciudad de México, construyendo un eslabón más en la cadena de transporte ecológico urbano. A escasas dos semana de su entrada a una de la ciudades más grandes del mundo, VBike, ya cuenta con más de 22 mil usuarios y 30 mil kilómetros recorridos.

Open House, el festival de arquitectura ahora en México

PUBLICIDAD
Esrito por:
Daniela España